LA PLAZA DE TARAPOTO NECESITA CAMBIAR DE ROSTRO, PERO YA